martes, 25 de marzo de 2014

La Cuaresma en carteles

Ya se puede sentir. Podemos olerla en el incienso furtivo que nos abraza embriagador a la vuelta de una esquina cualquiera, o en el azahar atrevido que llega sin previo aviso regalándonos el primer e irrepetible olfato acompañado por decenas de elocuentes recuerdos imborrables. También el oído nos permitirá asegurarnos de que ya ha llegado, porque en algún momento de la fría noche escucharemos los sones de un ensayo de cornetas y tambores o bandas musicales. Hasta puede que Bach, Mozart o Vivaldi se cuelen en tu día a día con las exquisitas notas de su inmensa obra sacra. Se puede sentir la Cuaresma. También podemos percibirla con la vista mientras caminamos por la ciudad y observamos en las fachadas de nuestros templos los carteles con las convocatorias a los innumerables cultos que celebran estos días las Hermandades de forma casi vertiginosa.


Ha llegado la Cuaresma. Tiempo de preludio. Proemio cofradiero.







domingo, 16 de marzo de 2014

Una mochila para el universo

¿Cuánto debe durar un abrazo? ¿De qué sirve llorar? ¿Qué podemos hacer para cambiar nuestra suerte? ¿Tiene algún propósito el enamoramiento? ¿Y por qué es tan inevitable el desamor? ¿Cómo aprendemos a tener miedo? ¿A partir de qué edad empezamos a mentir? ¿Por qué sentimos envidia? ¿Cuántos amigos necesitamos para ser felices? ¿Podemos evitar estresarnos sin necesidad? ¿Por qué le importa más a un hombre que a una mujer que le rayen el coche? Y, más allá de las mil dietas milagrosas, ¿existen trucos emocionales para adelgazar?

A éstas y muchas otras preguntas, trascendentales y cotidianas, responde Elsa Punset en este libro editado en mayo de 2012, concebido como una “pequeña guía de rutas variadas” que transitan por la geografía de las emociones humanas con el propósito de hacernos más fácil comprender lo que nos rodea, reconocer la importancia de nuestras relaciones con los demás, descubrir que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa, encontrar formas eficaces de comunicarnos, gestionar la relación entre el cuerpo y la mente, potenciar el caudal de alegría que encerramos, organizarnos para lograr fijar y cumplir nuestras metas y ayudar al cerebro humano a contrarrestar su tendencia innata a la supervivencia miedosa y desconfiada.

Porque, como señala Elsa Punset con palabras transparentes y sencillas, para transformar nuestras vidas y nuestras relaciones “no necesitamos tanto como creemos: en una mochila ligera cabe lo que nos ayuda a comprender  y a gestionar la realidad que nos rodea”. Este es un libro para aprender leyendo y disfrutar a la misma vez porque en todo momento aborda aquellos aspectos de nuestras vidas difíciles de tratar por íntimos o desconocidos. Se trata de una guía indispensable para entender a los demás y manejarse con éxito en el universo de las emociones. Muy recomendable. 


jueves, 6 de marzo de 2014

El valor de educar

Cada vez que se mencionan las grandes inquietudes de nuestro tiempo -el racismo, la intolerancia, la violencia, el abuso de drogas, etc- se llega a la misma conclusión: son cuestiones que deben afrontarse desde la escuela. Pero también sabemos que en casi todos los países se habla de crisis de la educación y se suceden cacofónicamente los planes de estudio, el desconcierto de los maestros, las protestas de los estudiantes, las quejas de los padres, los debates entre partidarios de la enseñanza pública y la enseñanza privada. Parece oportuno hacer un alto en el camino y plantear las cuestiones esenciales: ¿qué es la educación?, ¿qué ha sido y qué puede llegar a ser?, ¿qué esperamos de ella?, ¿consiste en la mera transmisión de conocimientos o debe formar para la ciudadanía democrática?


En este ensayo, Fernando Savater intenta responder a estas preguntas y también acercarse a otras cuestiones fundamentales como la tensión educativa entre disciplina y libertad, el eclipse de las humanidades, los límites de la neutralidad escolar, el papel de la familia, la formación moral y su relación con el sexo, las drogas o la violencia. Se trata de una reflexión de alcance filosófico pero cuyos resultados prácticos atañen al más amplio espectro social.