miércoles, 22 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Feliz Navidad…

Feliz Navidad a los ricos y a los pobres,
a los alegres y a los afligidos,
a los trabajadores y a los parados,
al sano y al enfermo,
al acompañado y al abandonado,
a los que se quedaron y a los que se fueron,
a los que están cerca y a los que están lejos,
a los ciegos de corazón y a los que ven,
a los que vienen y a los que se van,
a los que oyen y a los que no quieren oír,
a los que empiezan y a los que acaban,
a los que mandan y a los que obedecen,
a los sabios y a los ignorantes,
al poderoso y al humilde,
a los niños y a los mayores,
a los padres y a los hijos,
a los abuelos y a las abuelas,
a las madres y a los padres,
a los hermanos y a las hermanas,
a los que hacen el bien y a los que hacen el mal,
a los que nacieron y a los que nunca pudieron,
a los creyentes y a los incrédulos,
a los amigos y a los enemigos,
a los que se aman y a los que se odian,
a los de la verdad y a los de la mentira,
a los que fueron, a los que somos y a los que serán,
a todos, para todos…
Feliz Navidad.

domingo, 12 de diciembre de 2010

... et macula originalis non est in Te.

Aprovechando que nos encontramos celebrando aún la octava de la Inmaculada, quiero compartir con los fieles seguidores de este blog relativo a las letras y la imagen, algunas fotos tomadas en Sevilla durante los días 7 y 8 de este mes en que se celebró la Festividad de la Purísima Inmaculada Concepción y además el 250 aniversario de la proclamación como Patrona de España y sus territorios de ultramar. Pertenecen a varios Besamanos preparados con exquisito gusto, a saber:

1.- Virgen del Socorro de la Hermandad del Amor
2.- Virgen del Subterráneo de la Hermandad de la Sagrada Cena
3.- Virgen de las Penas de la Hermandad de Santa Marta
4.- Virgen de la Concepción de la Hermandad de El Silencio

Desde tiempo inmemorial (aproximadamente desde el siglo IV) se ha empleado el comienzo de una oración sacada de una antífona de la primera víspera de la fiesta de la Inmaculada Concepción, para ensalzar y homenajear la pureza de la Virgen María. Dice así:
Tota pulchra es Maria et macula originalis non est in Te.
Toda hermosa eres, María y no hay en ti mancha del pecado original.






jueves, 2 de diciembre de 2010

Doña María Coronel

Al comienzo de este último mes del año he querido cumplir con una antigua tradición sevillana: visitar el cuerpo incorrupto de Doña María Coronel que permanece expuesto a los fieles cada 2 de diciembre. Así nos cuenta la historia, con aderezos de leyenda, cómo ocurrieron los hechos que dieron con nuestra protagonista en el Monasterio de Santa Inés.

Doña María Coronel era hija de Alfonso Fernández Coronel, que fue copero del rey Don Pedro I de Castilla, para unos el Justiciero y para otros el Cruel. Su esposo era Juan de la Cerda. Debido al enfrentamiento del monarca con sus hermanos bastardos los Trastamara Coronel y Juan de la Cerda, cayeron en desgracia ante el rey que los mandó matar tras lo cual se apropió de sus posesiones. Don Pedro se enamoró locamente de la belleza de Doña María que al quedar viuda se refugió en el Convento de Santa Clara para huir de su acoso. Allí mandó el rey a sus esbirros a buscarla. Doña María hizo que la enterraran a los pies de la Torre de Don Fadrique que dice la leyenda se cubrió de matas de peregil y este prodigio la ocultó. También cuenta la leyenda que luego fue el mismo rey al Convento a buscarla y tras tormentosa persecución, en la cocina de ese lugar Doña María vertió aceite hirviendo sobre la hermosura de su rostro quedando desfigurado para siempre.

Muerto Don Pedro a manos de su hermano Enrique el de las Mercedes, Doña María Coronel recuperó algunas de las casas de su padre y fundó en ellas el Monasterio de Santa Inés, de monjas franciscanas clarisas, en 1374, donde murió monja el 2 de diciembre de 1411.
Una vez dentro, podremos disfrutar de la belleza del interior de la iglesia con sus magníficos azulejos. En lo alto de la reja del coro se encuentra el retrato de la heroína que realizó Valeriano Becquer. Precisamente en este entorno imaginó su hermano Gustavo la leyenda de “Maese Pérez el organista”. Pocos saben de la existencia de una reliquia de una de las once mil vírgenes de Colonia que se guarda dentro de un pequeño cofre colocado en el hueco de uno de los muros de la nave.

Al acabar de rezar por el eterno descanso de Doña María Coronel, he concluido mi visita no sin antes dirigirme al torno para adquirir una bolsita de los famosos bollitos que preparan las hermanas clarisas que son tan exquisitos como el resto de sus especialidades.